miércoles, 28 de marzo de 2012

VOLVIÓ EL INVIERNO

.
Mi tristeza es como el agua.
Parece que no está,
pero si hago un pozo
siempre la encuentro.
.

lunes, 26 de marzo de 2012

GUACHITURRA

.
Once de la mañana, en una plaza del barrio de Belgrano:
-Tirate un paso, tirate un paso...
Vieja en silla de ruedas pasa delante de mi libro.
Detrás suyo, señora paqueta operada.
-Tirate un qué? Tirate un paso...
Mientras empuja a la vieja me mira, con lifting y anteojos de sol.
-Le estoy enseñando -dice. Y se va, cantando.
Sólo en mi país.
.

martes, 20 de marzo de 2012

ASÍ LAS COSAS

.
El sexo y el dinero mueven al mundo.
El amor lo cambia.
.

viernes, 16 de marzo de 2012

EL INFORME DE BRODIE

Cuando se lee a alguien como Borges,
que reescribe hasta la síntesis,
se termina subrayando casi todo.

Fijate:

1.
"Mis cuentos quieren distraer o conmover y no persuadir".

2.
"Unos pocos argumentos me han hostigado a lo largo del tiempo; soy decididamente monótono".

3.
"La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido".

4.
"Cada lenguaje es una tradición, cada palabra, un símbolo compartido".

5.
"La ya avanzada edad me ha enseñado la resignación de ser Borges".

Y éso sólo en el prólogo...
Ahora, chupate el resto:

1.
"Ahí la tenés a la Juliana; si la querés, usala (...) Desde aquella noche la compartieron".

2.
"Los dos estaban enamorados. Eso, de algún modo, los humillaba".

3.
"Los hombres precisan héroes".

4.
"Todos nos parecemos a la imagen que tienen de nosotros".

5.
"Mientras dura el arrepentimiento dura la culpa".

6.
"Cada uno nace donde puede. Nunca se me ocurrió averiguar el nombre del padre que me hizo".

7.
"Un hombre que piensa cinco minutos seguidos en una mujer no es un hombre sino un marica".

8.
"Un caserón desconocido y oscuro significa más para un niño que un país ignorado para un viajero".

9.
"Ahora sé que se arrepentía menos de un crimen que de la ejecución de un acto insensato".

10.
"Todo se arregla en Buenos Aires; alguien siempre es amigo de alguien".

11.
"Siempre sentí que ser poseedor de un secreto me halagaba más que contarlo".

12.
"Dormir, según se sabe, es el más secreto de nuestros actos. Le dedicamos una tercera parte de la vida y no lo comprendemos. Para algunos no es otra cosa que un eclipse de la vigilia; para otros, un estado más complejo, que abarca a un tiempo el ayer, el ahora y el mañana".

13.
"La falta de imaginación los liberó del miedo y de la lástima".

14.
"Espinosa sintió que eran como niños, a quienes la repetición les agrada más que la variación o la novedad".

15.
"Duermen donde los encuentra la noche, sin lugar fijo".

16.
"Sólo unos pocos tienen nombre. Para llamarse, lo hacen arrojandose fango. He visto Yahoos que, para llamar a un amigo, se tiraban por el suelo y se revolcaban".

17.
"La falta de imaginación los mueve a ser crueles".

18.
"Cuentan con los dedos uno, dos, tres, cuatro, muchos; el infinito empieza en el pulgar".

19.
"Carecen del concepto de paternidad. No comprenden que un acto ejecutado hace nueve meses pueda guardar alguna relación con el nacimiento de un niño".

20.
"Cada palabra monosílaba corresponde a una idea general, que se define por el contexto. La palabra nrz, por ejemplo, sugiere la dispersión o las manchas; puede significar el cielo estrellado, un leopardo, una bandada de aves, la viruela, lo salpicado, el acto de desparramar o la fuga que sigue a la derrota".

jueves, 15 de marzo de 2012

EN TEORÍA

.
Prefiero estar contento sin razones,
antes que tener razones para estar contento.
.

martes, 13 de marzo de 2012

LOS RULEROS PUEDEN ESPERAR

.
Yo dije que cuando hay un incendio
es más fácil encontrar un héroe.
Y lo mismo pasa con el amor.
.
Es más difícil enamorarse en la comodidad.
Hace falta el incendio.
.
Ella dijo que para el amor está jubilada.
Pero que no se puso los ruleros.
Todavía.
.

lunes, 12 de marzo de 2012

PUNTOS DE VISTA

.
-Vos deberías ser actor.
.
Siempre que me lo dijeron, lo tomé como un elogio.
Se lo dije a un compañero, y lo sintió como un insulto.
.

miércoles, 7 de marzo de 2012

MIS SUEÑOS PIDEN TERAPIA

Estoy en una tribuna frente a un puente. El río es amarronado, sucio, argentino. A mi lado, ansioso, Mati, trabajador orgulloso de la empresa Nike. Preparó un show extremo para la firma, donde una camioneta patona hará la acrobacia de lograr una vuelta mortal atrás sobre el agua. El truco sale mal. Fue culpa del conductor, que se ahoga bajo el agua. No creemos que escuche, pero igual le gritamos:
-¡Inútil! ¡Arruinaste la noche!
Mati está nervioso. La gente quiere más. Se necesita otro conductor.

Sentado a mi izquierda está Charlie, de Lost.
-Él es piloto de avión, puede intentarlo -propongo, sin darme cuenta de que en la serie estuvo en un avión, lo que no lo hace necesariamente piloto.
Inmediatamente lo arrojamos al río contra su voluntad. Una vez ahí, Charlie soy yo. No sólo porque dicen que soy parecido, sino porque el sueño pide acción y quedarme entre el público mirando qué pasará debajo del agua es un embole.

Nado bajo el agua conteniendo la respiración hasta llegar a la parte de abajo de un huevo. Veo un botón, lo toco, se abre una puerta, entro al huevo y caigo del cielo a la isla de Lost.

El peligro es inminente. Me acerco a la orilla, toco el agua y pego un salto: está electrificada. En al cielo hay pájaros volando, pero no. Agudizo los ojos y son peces rosados volando. Me asusto.

Corro y quedo espalda contra pared al lado de una puerta que se abre. Dos hombres foca tienen una conversación de la que soy espía. No puedo asomar la cabeza por temor a que me descubran. Los veo de reojo y fuera de foco. Es absurdo, porque estoy al lado de ellos, pero si me quedo quieto, no me ven. Hablan de comer dedos índice. Les encantan. ¿Dijeron dedos o miembros? Los miro directo a los ojos con el terror de que mi mirada los atraiga y digan: ¿Y este? ¡Matenlo! ¡Queremos su miembro o su dedo índice!
El terror me gana y salgo corriendo antes de que me descubran.

Cuatro chicas hermosas peligrosísimas me persiguen por una pradera. Llego a una pared. Trepo por la enredadera hasta una terraza. Ellas también. No hay escapatoria, sólo el vacío, así que me les planto. Agarro un palo que encuentro por ahí.
-¡Vengan, putas!
Lo bamboleo y una lo agarra. Lo balanceo, ella pierde el equilibrio y cae por la terraza. Una menos. Atacan otras dos y ¡zack zrooom!, caen. Soy un as.

Una cuarta se aferra a mi brazo aterrada. Intento desenredarme de ella mientras veo cómo se transforma de mujer a una niña de seis años. Amago a tirarla: a la una, a las dos. No puedo. Es una niña. Se acerca una que mutó en abuela.
-Devolvela. Es solo una niña. No serías capaz de matar a una niña.
-Es una niña, pero es un monstruo. Y es una niña. Yo no podría matarla.
Se la arrojo y en el intento de salvarla se tropieza. Caen las dos al abismo.

Suena el teléfono y me despierto.
Creo que algo está mal en mí.

viernes, 2 de marzo de 2012

ANTÍDOTO

.
El amor
es el mejor placebo
para olvidar la muerte.
.